Fotoprotección urbana: Protección solar para el día a día

 

Si ya nos cuesta aplicarnos el fotoprotector en verano, cuando vamos a la playa o a la piscina, ¿cómo vamos a aplicarlo cada día? ¿cómo vamos a dedicarle esos minutos cada mañana? ¿Es realmente tan importante utilizar protección solar todos los días? La respuesta es clara, SÍ.

El filtro solar diario nos previene de la exposición a la radiación UV emitida por el sol, responsable del 88% del envejecimiento prematuro de nuestra piel.

Ahora lo más importante será encontrar el protector solar más adecuado a nuestro tipo de piel y encontrar una textura cómoda, que no sea molesto aplicarlo cada día, y que no deje residuo blanco ni brillante.

Seguro que ahora pensarás “mi maquillaje o crema hidratante ya me protege, porque tiene SPF” pero…

 

¿Es suficiente el SPF de los productos cosméticos para protegernos del sol?

 

Estos productos suelen contener un SPF 15, 20 o como mucho 30, y aunque podría ser una buena protección urbana, no es suficiente. Pero veamos por qué.

Para que un fotoprotector sea eficaz y nos proteja de los rayos UV en la cantidad que indica su envase (su SPF) tenemos que aplicarnos 2mg/cm2 de producto, algo así como una cucharadita de té para el rostro.

Haciendo matemáticas, para que nuestros cosméticos con SPF fueran eficaces necesitaríamos aplicar ¡¡7 capas de crema de hidratante o maquillaje y 14 capas de polvo compacto!! Capas y capas innecesarias que más que una solución acabarían siendo un problema…

Por este motivo, aunque este tipo de productos contengan un SPF decente, al no aplicarlos en la cantidad suficiente estamos reduciendo su protección al mínimo. ¿Nuestra recomendación? ¡Aplica todos los días un fotoprotector!

 

¿Cómo elegir mi fotoprotector diario?

 

1. Elige un producto adecuado para tu tipo de piel: Actualmente existe en el mercado una amplia gama de filtros para todo tipo de pieles: sensibles, reactivas, grasas, secas, antienvejecimiento, antimanchas…

2. Aplicación: Debes aplicar el protector solar después de tu rutina habitual (hidratante, contorno de ojos, etc.) pero antes del maquillaje.

2. Reaplicación: La recomendación general es aplicar el fotoprotector por la mañana, antes de salir de casa y reaplicar cada 2-3 horas si vas a estar expuesto al sol (si trabajas al aire libre o pasas la mayoría del tiempo en el exterior). Si trabajas en interior, será suficiente con que reapliques antes de volver a salir a la calle si han pasado más de 4 horas que lo aplicaste.

Para que esta aplicación sea más sencilla y no tengas que desmaquillarte y volverte a maquillar existen filtros solares que te ayudarán a hacerlo de forma cómoda: fotoprotectores en brocha o maquillajes compactos, brumas, etc. Una vez aplicado, puedes darte unos toques de polvos compactos para finalizar.

En conclusión,

· Los cosméticos con SPF no sustituyen la correcta aplicación de filtros solares cada día.

· Si no tienes otra alternativa, la crema o maquillaje con SPF es mucho mejor que no aplicar nada, por poco que sea.

 

 

Skingdom es tu asesor personal de cosmética: descarga la APP, completa el cuestionario y recibe un diagnóstico dermatológico sobre el estado de tu piel. Además, te recomendaremos la rutina más adecuada para ti y podrás recibir los productos cómodamente en casa.

¡Descarga ahora la APP!

       

Dra. Fania Muñoz Garza
hola@skingdom.com

Dermatóloga Hospital de la Santa Creu i Sant Pau Barcelona

No hay comentarios

Escribe tu comentario