Las arcillas: ¿qué son y para qué sirven?

 

Desde hace siglos se conocen los múltiples beneficios medicinales y estéticos que poseen las arcillas. En el antiguo Egipto y Mesopotamia, por ejemplo, era muy común realizarse baños de barro para mejorar el estado de la piel. 

Actualmente las arcillas han recobrado su fama y se encuentran en el TOP de tratamientos cosméticos.

¿Quieres conocer que beneficios tienen las arcillas y para qué puedes utilizarlas? ¡Sigue leyendo!

Los beneficios de las arcillas

 

Antiséptica: Las arcillas son capaces de absorber una gran cantidad de toxinas por lo que son perfectas para desincrustar las impurezas de la piel. 

Calmante: Gracias a sus propiedades las arcillas calman la piel e, incluso, tienen un gran poder antiinflamatorio. 

Regeneradora: Por la gran cantidad de minerales que contienen las arcillas, no solo favorecen las defensas naturales de la piel, sino que proporciona a las células los nutrientes necesarios para la regeneración celular y la cicatrización.

 

skingdom arcilla roja, arcilla verde, arcilla blanca, beneficios arcilla, arcilla cosmética

¿Para qué sirven las arcillas?

 

Existen varios tipos de arcilla, cada una con unos componentes específicos que la hacen adecuada para un tratamiento u otro.

Arcilla Blanca: También conocida como caolín, es muy rica en silicio, y tiene efecto antiinflamatorio, desintoxicante, antiséptica, tensor y cicatrizante. Se recomienda, generalmente, para pieles maduras ya que tiene un efecto tensor inmediato, rejuvenece y aporta luminosidad al rostro.

Arcilla Verde: Se trata de una arcilla purificante, ya que limpia la piel en profundidad gracias a su capacidad de absorción. Se recomienda utilizarla en pieles grasas, debido a que regula el exceso de sebo y a su poder antibacteriano.

Arcilla Roja: Su color rojizo se debe a su alto contenido en hidróxido de hierro. Tienen una gran capacidad astringente, ayuda a aumentar el riego sanguíneo y es muy activa, por lo que se recomienda para pieles desvitalizadas que necesitan un “chute de energía”.

 

¿Cómo se utilizan las arcillas?

 

Actualmente ya puedes encontrar muchísimos productos cosméticos en el mercado elaborados a base de arcillas naturales, aunque siempre puedes comprarlas en polvo y prepararlas tu misma en casa.

Generalmente suelen aplicarse como una mascarilla, 1 o 2 veces a la semana, dejándola actuar durante unos minutos para después proceder a su aclarado y posterior aplicación de tu rutina de belleza habitual.

 

¿Qué te parecen las arcillas? ¿Conocías sus múltiples propiedades?

 

Skingdom es tu asesor personal de cosmética: descarga la APP, completa el cuestionario y recibe un diagnóstico dermatológico sobre el estado de tu piel. Además, te recomendaremos la rutina más adecuada para ti y podrás recibir los productos cómodamente en casa.

¡Descarga ahora la APP!

       

Skingdom
erick@skingdom.com

Bienvenido al reino de tu piel. En Skingdom proponemos soluciones de belleza y bienestar dermatológicas. Un lugar donde sentir que te escuchan y te cuidan.

No hay comentarios

Escribe tu comentario