Renueva tu piel con alfa-hidroxiácidos

 

 

¿Has oído que Cleopatra se bañaba en leche agria para mejorar su piel? ¿De verdad funcionaba? Y, ¿qué tiene que ver con los alfa-hidroxiácidos? Muy sencillo, la leche contiene ácido láctico, uno de los alfa-hidroxiácidos más usados por su capacidad para dejar la piel suave y fina. 

 

¿Qué son los alfa-hidroxiácidos?

 

Los alfa-hidroxiácidos, también conocidos como AHA’s, son ácidos orgánicos extraídos de diversas plantas y frutas muy usados en cosmética gracias a su capacidad para mejorar la textura de la piel.

Los AHA’s tienen la capacidad de actuar tanto en la epidermis como en la dermis, aunque dependiendo del tipo de AHA que se utilice, de su concentración y de la formulación del producto tendrá diferentes propiedades.

En general, los AHA’s se utilizan en cosmética por sus propiedades:

· Exfoliantes: Reducen el grosor de la epidermis ya que consiguen desprender las células muertas de forma totalmente uniforme, dejando la piel mucho más suave, lisa y uniforme. Además, aportan luminosidad y reducen arrugas y manchas propias del envejecimiento genético y el fotoenvejecimiento.

· Renovadoras: Debido a que exfolian la piel en profundidad, consiguen activar la renovación celular favoreciendo la actividad de los fibroblastos, responsables de la producción de colágeno y elastina. Como resultado, la piel se ve más flexible y turgente.

· Hidratantes: Al mejorar la barrera cutánea se disminuye la deshidratación o pérdida de agua. Además, algunos AHA’s como el ácido láctico son también muy hidratantes por su capacidad de captar agua.

Dos de los factores claves de los alfa-hidroxiácidos es que facilitan que los principios activos que se apliquen posteriormente penetren mucho mejor en la piel y, en contra de lo que se cree, no son fotosensibilizantes.

 

¿Para qué sirven?

 

· Para tratar el envejecimiento ya que atenúan las arrugas superficiales y manchas oscuras, unificando el tono y mejorando la textura.

· Para tratar la piel grasa y/o acné ya que normalizan la secreción sebácea, reducen el tamaño del poro y suavizan las irregularidades de la piel.

· Para preparar la piel para el uso de otros cosméticos o procedimientos estéticos, ya que gracias a su acción peeling mejoran la penetración de otros activos y, por tanto, su eficacia.

 

Tipos de alfa-hidroxiácidos

 

Existen diferentes tipos de AHA’s entre los que podemos destacar los más utilizados:

· Ácido glicólico: extraído de la caña de azúcar se trata del AHA con el menor peso molecular y, por tanto, el que tiene más facilidad para penetrar en la piel. Se caracteriza por su gran capacidad de renovación celular: reduce el grosor de la epidermis, alisa la piel, reduce la profundidad de las arrugas de expresión y unifica el tono. También ayuda a reducir la secreción sebácea (grasa) y favorece la hidratación en la piel.

· Ácido cítrico: Como su propio nombre indica este AHA se extrae de los cítricos (naranjas, pomelos, limones…) y posee el peso molecular más alto, por lo que suele utilizarse como principalmente como antioxidante en los cosméticos. Además, también tiene efecto despigmentante, unifica el tono y aporta luminosidad.

· Ácido láctico: Extraído de la leche agria es el AHA más indicado para pieles secas o muy secas, ya que forma parte del Factor Natural de Hidratación de la piel, por lo que aportará una hidratación intensa. Como la gran mayoría de los AHAs tiene también propiedades renovadoras e iluminadoras.

· Ácido málico: Este AHA que se extrae de la manzana tiene la capacidad de eliminar las células muertas de la epidermis, ayudando a que la piel sea más fina y mejorando su textura y luminosidad. Además, al penetrar en la piel, mejora la producción de colágeno.

· Ácido azelaico: Extraido del trigo, el centeno y la cebada, este AHA es uno de los ácidos más potentes y efectivos para pieles con acné, inflamación e hiperpigmentación. Tiene una gran capacidad antibacteriana que reduce el crecimiento de bacterias en los folículos y ayuda a prevenir la inflamación y eliminar las células muertas. Puede utilizarse en pieles sensibles con rosácea, calmando y suavizando la piel inflamada. Además, se ha comprobado que interfiere en la producción de melanina por lo que puede utilizarse como blanqueante en casos de melasma y/o manchas en la piel.

 

¿Cómo se utilizan?

 

Actualmente puedes encontrar AHAs en una gran variedad de productos cosméticos, en concentraciones que van desde el 2% hasta el 15%, e incluso puede llegar al 20% en caso de combinación de diferentes AHAs.

En la consulta del dermatólogo o médico estético podemos encontrar también peelings químicos con concentraciones mucho más altas de AHAs, pero estos deben utilizarse siempre bajo supervisión médica.

 

¿Conocías los diferentes AHAs y cuándo puedes utilizarlos?

 

Skingdom es tu asesor personal de cosmética: descarga la APP, completa el cuestionario y recibe un diagnóstico dermatológico sobre el estado de tu piel. Además, te recomendaremos la rutina más adecuada para ti y podrás recibir los productos cómodamente en casa.

¡Descarga ahora la APP!

       

Skingdom
erick@skingdom.com

Bienvenido al reino de tu piel. En Skingdom proponemos soluciones de belleza y bienestar dermatológicas. Un lugar donde sentir que te escuchan y te cuidan.

No hay comentarios

Escribe tu comentario