Cómo cuidar la piel seca

 

¿Piel áspera y sin brillo? ¿La notas tirante después de lavarte la cara? ¿Arrugas de expresión más marcadas que otras personas de tu edad?
Si has contestado que SÍ a estas preguntas, probablemente tienes la piel seca.

La piel seca se caracteriza porque es incapaz de retener la hidratación en su interior, debido a que la matriz extracelular (el pegamento de las células) está dañada. El aire acondicionado o la calefacción, el frío, una exposición demasiado prolongada al sol puede ser responsables de este daño, pero también la genética.

¿Cómo debo cuidar la piel seca?

Nuestro objetivo principal en la rutina de cuidados será reparar la matriz extracelular y, por supuesto, aportarle hidratación a la piel.

 

1. Limpieza

 

Debes eliminar de tu rutina cualquier limpiador con aclarado, como geles o jabones, y escoger limpiadores que además hidraten tu piel. Leches o cremas limpiadoras son ideales, pero sin duda alguna lo mejor para tu piel será un aceite limpiador.

También puedes decantarte por la doble limpieza: desmaquilla con el aceite limpiador y después aplica un limpiador en crema o leche.

 

2. Exfoliación

 

Olvídate de los exfoliantes mecánicos o con partículas, todavía resecarán más tu piel. El verdadero aliado para la exfoliación de las pieles secas es el ácido glicólico: este alfa-hidroxiácido no solo desincrusta la suciedad del poro, sino que gracias a su capacidad para retener agua favorecerá también la hidratación de tu piel.

Utilízalo una vez a la semana.

3. Hidratación

 

No hay duda, un sérum con un alto contenido en ácido hialurónico es la hidratante perfecta para una piel seca. Gracias a que es capaz de retener hasta 1000 veces su peso en agua aportará a la piel toda la hidratación que necesita.

Pero si aún crees que te quedas corta, o el clima está especialmente seco, puedes aplicar encima una crema hidratante o nutritiva con ceramidas o ácidos grasos que sellarán la hidratación de tu piel.

El ácido hialurónico tiene también una acción anti-edad: gracias a su crecimiento en volumen rellena las pequeñas arrugas y signos de expresión haciéndolos menos visibles. Pero si te preocupa el envejecimiento puedes incluir en tu rutina un antioxidante como el Resveratrol.

 

4. Protección solar

 

Los rayos UV son el principal motivo por el que la matriz extracelular de tu piel se encuentra dañada, por lo que es importante que la protejas todos los días: de esta forma no perderás la hidratación y evitarás el fotoenvejecimiento.

Aplica cada día un fotoprotector: puedes aplicar un SPF30 durante el invierno y subir al SPF50+ cuando vayas a exponerte al sol. Actualmente puedes encontrar una amplia gama de fotoprotectores con agentes hidratantes y texturas fluidas que puedes incluso aplicar antes del maquillaje.

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Fáciles, verdad?

 

Skingdom es tu asesor personal de cosmética: descarga la APP, completa el cuestionario y recibe un diagnóstico dermatológico sobre el estado de tu piel. Además, te recomendaremos la rutina más adecuada para ti y podrás recibir los productos cómodamente en casa.

¡Descarga ahora la APP!

       

Skingdom
erick@skingdom.com

Bienvenido al reino de tu piel. En Skingdom proponemos soluciones de belleza y bienestar dermatológicas. Un lugar donde sentir que te escuchan y te cuidan.

No hay comentarios

Escribe tu comentario