Preguntas más frecuentes en cosmética

¿Qué es mejor: sérum, crema o gel?

 

En este caso no hay una opción mejor que otra, dependerá de nuestro tipo de piel y de los activos que lleve el producto. Por ejemplo, una piel seca se sentirá mejor aplicando una crema, mientras que una piel grasa se sentirá más cómoda con una textura ligera, como un gel.

 

Los sérums, por lo general, suelen tener una textura muy ligera o incluso líquida y suelen tener una concentración de activos más alta para aplicarlos justo después de la limpieza y antes de aplicar tu crema habitual.

 

 

¿Se puede aplicar la misma crema de día que de noche?

 

Dependerá del producto que queramos utilizar: si se trata de una hidratante básica podremos utilizarla sin problemas tanto de día como de noche, pero si se trata de un tratamiento dependerá de sus activos:

Por la mañana: la principal recomendación para el día es la protección solar, y también podemos aplicar una hidratante e incluso antioxidantes (ferúlico, vitamina C, resveratrol, etc.).

Por la noche: es el momento en el que nuestra piel se regenera por lo que es el mejor momento para aplicar tratamientos más intensivos y activos que no se llevan bien con el sol, como por ejemplo el retinol y los alfa y beta-hidroxiácidos (ácido glicólico, salicílico, lático, mandélico, etc.).

 

 

No me maquillo, ¿tengo que limpiarme la cara?

 

Por supuesto, la limpieza del rostro es el paso fundamental de nuestra rutina, tanto por la mañana (elimina las células muertas y exceso de sebo producidos por la noche) como por la noche (esencial para eliminar impurezas, suciedad, polución y restos de cualquier producto que hayamos aplicado como el protector solar). Puedes leer más aquí.

 

 

¿Si se usan los mismos cosméticos durante mucho tiempo dejan de hacer efecto?

 

Seguro que has oído muchas veces que nuestra piel se acostumbra a los cosméticos y por eso, una vez que llevas un tiempo usándolos, es bueno cambiarlos, pero esto no es cierto. La piel no se acostumbra a los cosméticos, lo que ocurre es que el estado de nuestra piel si cambia con el tiempo (por ejemplo, en invierno suele estar más seca que en verano) por lo que es bueno adaptar nuestra rutina al estado en que se encuentre nuestra piel en cada momento.

 

 

¿Puede la piel grasa estar deshidratada?

 

¡Claro! La hidratación de nuestra piel se compone de sebo (grasa) y agua. Una piel grasa se caracteriza por una producción excesiva de sebo, que es lo que le da ese aspecto aceitoso y brillante, mientras que una piel seca se caracteriza por una falta de sebo y también de agua.

 

Las pieles grasas pueden tener una producción excesiva de sebo, pero a su vez, tener falta de agua, es decir, estar deshidratada. En este caso se deberán aplicar hidratantes específicas para piel grasa, que sean no comedogénicas y oil-free, pero que contengan activos capaces de retener y aportar agua, como puede ser el ácido hialurónico.

 

 

Skingdom es tu asesor personal de cosmética: descarga la APP, completa el cuestionario y recibe un diagnóstico dermatológico sobre el estado de tu piel. Además, te recomendaremos la rutina más adecuada para ti y podrás recibir los productos cómodamente en casa.

¡Descarga ahora la APP!

       

Skingdom
erick@skingdom.com

Bienvenido al reino de tu piel. En Skingdom proponemos soluciones de belleza y bienestar dermatológicas. Un lugar donde sentir que te escuchan y te cuidan.

No hay comentarios

Escribe tu comentario